Dependencia - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube

La formación contin­­­­ua genera empresas innovadoras y competitivas


La formación continua es el conjunto de acciones que desarrollan las empresas, dirigidas a la mejora de competencias y al reciclaje de los empleados. Se trata de un proceso que potencia la capacitación constante del trabajador en relación con su profesión. Las compañías se enfrentan a un entorno muy competitivo, lo que provoca que tengan que esforzarse constantemente por adaptarse a los cambios y garantizar así la actualización de los conocimientos de sus trabajadores. Para conseguirlo, es necesario el desarrollo de planes de formación continua, porque una empresa innovadora y competitiva necesita contar con profesionales formados para poder avanzar. A continuación, los grupos Concepto, Doop y FTF exponen sus propuestas formativas dirigidas al sector de atención a la dependencia.




Grupo Concepto
Grupo Concepto
La formación continua siempre aporta un valor añadido a empresas y trabajadores, porque ayuda a mejorar la calidad de la atención que reciben las personas mayores o en situación de dependencia. Motivo suficiente para que las empresas incentiven a sus trabajadores, con el fin de que todas las categorías laborales, desde el director del centro hasta el gerocultor, se impliquen en la mejora de sus conocimientos teóricos y prácticos.

El Grupo Concepto divide su oferta formativa en tres grandes bloques:

1. Capacitación para el desempeño de puestos, que persigue dotar a cada profesional de atención a la dependencia de la formación exigida en su lugar de trabajo, adaptada a la normativa autonómica y a la especificidad del puesto. Aquí se enmarcan los certificados de profesionalidad, la formación para gobernantas, los cursos superiores de directores y todos aquellos exigidos por normativa.

2. Perfeccionamiento continuo y adaptación a las nuevas realidades asistenciales. Estos cursos están en continuo reciclaje para poder dar respuesta a las necesidades que van surgiendo en el sector, respondiendo a la demanda de los clientes, buscando siempre la excelencia.

3. Formación de alto impacto, que imparte en formato de seminarios. El socio director del Grupo Concepto, Juan Carlos Carrasco, asegura que "hemos sido pioneros en ofrecer esta formación al sector de atención a la dependencia. Está dirigida a mandos intermedios y directores y busca dar respuesta, de forma práctica y transferible, a aquellas dificultades, tanto humanas como estructurales, que surgen en el día a día de la gestión asistencial: PAI, diseño de planillas, cualificación profesional, etc.".

Grupo Concepto, en los 20 años que lleva en el sector, ha formado a numerosas empresas, asociaciones y profesionales dedicados a la atención a la dependencia. "Trabajamos con patronales y con grandes operadores, pero también con infinidad de pequeñas y medianas empresas que merecen nuestro máximo esfuerzo. En estos momentos, alrededor de 2.100 centros y servicios de atención a la dependencia están vinculados con nosotros", explica Carrasco.

En cuanto a la formación más demandada, Grupo Concepto destaca el Curso Superior de Directores que, este mes de marzo, inaugura su XXIII edición en Madrid, Valencia y Canarias. "Los seminarios técnicos también son un producto muy solicitado y de especial interés por su utilidad y aplicación inmediata al trabajo, ya que abordan temas como la cualificación profesional o la organización de planillas, que son de máxima actualidad", comenta Carrasco. Como conclusión, incide en que la formación que imparte Concepto está diseñada para los diferentes puestos que componen el sector, "lo que nos permite adaptarnos a las necesidades de los clientes. Así tenemos formación dirigida a capacitar a las auxiliares, seminarios técnicos para mandos intermedios y formación para directores y directivos".

Dopp Consultores gestiona el Plan de Formación de la Federación Empresarial de Asistencia a la Dependencia (FED) desde 2009. Actualmente, se encuentra elaborando el correspondiente a 2011. "En formación continua, nuestro principal cliente es FED, que está compuesta por 17 organizaciones a las que prestamos nuestros servicios de formación", explica la responsable de Formación Continua, Susana Vaquero.

Del Plan de Formación de 2010, compuesto por un total de 98 cursos, el más demandado fue el titulado El estrés del cuidador, presencial de 12 horas de duración, que se impartió en 18 ocasiones a un total de 300 personas. Le sigue el de Manipulador de alimentos I, también presencial, de ocho horas de duración, que se impartió a un total de 13 grupos y 279 participantes. Y, finalmente, el tercero se corresponde con Prevención y afrontamiento del estrés en el personal asistencial, un curso con modalidad mixta (ocho horas presenciales y 42 horas de tutorías a distancia), que sumó diez ediciones y 201 asistentes.

Por considerarlos de especial interés, la responsable de Formación Continua de Doop destaca los cursos que abordan las cualificaciones profesionales y los certificados de profesionalidad. "Hemos dividido cada certificado en unidades de competencia, susceptibles de reconocimiento y acreditación parcial. De esta forma, y tras superar todos los módulos formativos que lo integran, el profesional podrá obtener el certificado, que será expedido por el Servicio Público de Empleo", asegura Vaquero.

Para formar sobre estos certificados de profesionalidad y puesto que no se pueden impartir en cualquier lugar, "contamos con el centro de formación de la FED, homologado por la Comunidad de Madrid, en el que se pueden impartir las siguientes especialidades: Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales, Atención sociosanitaria a personas en domicilio, Atención especializada para enfermos de Alzheimer y Auxiliar de enfermería en geriatría. Este centro, dispone de cinco aulas, un Taller Sociosanitario y un Taller de Atención Domiciliaria, totalmente equipados con el material necesario para el desarrollo de acciones formativas específicas del sector".
Por su parte, Foro Técnico de Formación (FTF) ofrece a sus clientes servicios en las siguientes áreas:
 
• Seminarios informativos, dirigidos a directores de centros y departamentos de recursos humanos.

• Acciones formativas dirigidas a:

– Personal asistencial: módulos y unidades relacionadas con el certificado de profesionalidad.
– Personal de hostelería en centros de atención a la dependencia: servicio de limpieza, comedor y lavandería, gobernanta/supervisora.
– Personal de mantenimiento en centros residenciales de atención a la dependencia: electricidad, fontanería, soldadura, legionella.
– Personal de asistencia social: tutelaje, incapacidad, etc.
– Directores, supervisoras y departamento de recursos humanos: legislación laboral, planificación de plantillas, proceso de selección, trabajo en equipo y comunicación.
– Personal técnico. Actualmente, FTF está realizando las gestiones oportunas para certificar acciones formativas tales como: actividad física para mayores dependientes, soporte vital básico y desfibrilización automática, apoyo a la actuación médica en situaciones de urgencia, etc.

Foro Técnico gestiona y ejecuta el Plan de Formación para todos los perfiles profesionales de los siguientes grupos empresariales nacionales: Geriatros, Adavir, Amma, Care, SarQuavitae, Personalia, Sanitas Residencial, Sanyres y Solyvida. Y a nivel autonómico: AMADE, Los Nogales y Valdeluz. Así como más de 600 centros residenciales en diferentes comunidades como Galicia, Andalucía, Madrid, Cataluña, Asturias, etc.

Según el socio fundador de FTF, Sergio Chaves, la formación más demandada es la relacionada con los diferentes módulos del certificado de profesionalidad, "dirigida a todos aquellos trabajadores que prestan sus servicios como cuidador/gerocultor y que no poseen la formación necesaria para alcanzar la acreditación junto a su experiencia profesional. Pero también son muy solicitadas las acciones relacionadas con el ámbito de desarrollo de habilidades en recursos humanos y atención al usuario".

Doop Consultores
Doop Consultores

Certificados de profesionalidad

Una de las principales preocupaciones entre los profesionales del sector es la obtención de los certificados de profesionalidad. "Por un lado, los empresarios no saben qué hacer con el personal que no tiene la cualificación exigida pero sí la experiencia y dedicación necesarias; por otro, los profesionales en activo están desconcertados porque desconocen si la formación que tienen es suficiente y, en caso contrario, no saben cómo conseguirla", explica el socio director de Concepto. Juan Carlos Carrasco lamenta, además, "que haya entidades no profesionales que, haciendo caso omiso de la normativa en vigor, quieren sacar beneficio de esta situación".

En la misma línea se manifiesta Sergio Chaves e incide en que "no ha salido ninguna convocatoria nacional por la que los trabajadores del sector puedan acreditarse. Si tenemos en cuenta que la mayoría de la población trabajadora en este sector son mujeres mayores de 30 años y con cargas familiares, deduciremos que no les va a resultar viable adquirir esta certificación por vía oficial reglada, ya que no disponen de tiempo suficiente como para trabajar, conciliar vida familiar e ir a un instituto a sacarse el certificado". Por otra parte, el socio fundador de FTF defiende que si la Administración sacara la convocatoria de este certificado para la acreditación de la experiencia laboral y vías no formales de formación del certificado, "muchas empresas alcanzarían los mínimos exigidos por la Ley y alguna llegaría al máximo antes del plazo establecido". En este sentido, Chaves afirma que los empresarios necesitan más apoyo de las Administraciones públicas, "sobre todo cuando se siguen impartiendo acciones formativas no dirigidas a la obtención del certificado y subvencionadas con fondos públicos".

La falta de información es, en opinión de Susana Vaquero, un preocupante denominador común, "sobre todo para los trabajadores". No obstante, la responsable de Formación Continua de Doop se muestra más optimista en cuanto al desarrollo: "Actualmente, están definidos mediante Real Decreto varios parámetros como contenidos, número de horas, modalidad de impartición, perfil de los docentes, etc. Esto nos permite llevar a cabo planes de formación eficientes para que los trabajadores del sector puedan adquirir las competencias necesarias para la expedición de su certificado de profesionalidad". Asimismo, Vaquero asegura que también se han definido las diferentes vías de expedición del certificado, "permitiendo tener claros los caminos a seguir sin riesgo a que la formación de nuestros profesionales sea ineficiente y sin el resultado esperado".

Lo que resulta innegable es que, tal y como expresan todas las empresas formadoras, los profesionales del sector han tomado conciencia de la importancia de obtener el certificado de profesionalidad. Los empresarios se muestran preocupados por alcanzar el porcentaje exigido y dedican cuantiosos esfuerzos humanos y económicos en la consecución de este objetivo. Por su parte, los trabajadores demandan más información, con el fin de averiguar qué necesitan para validar su experiencia o complementar su formación.

Por todo ello, las empresas formadoras consideran imprescindible que se continúen organizando jornadas informativas y explicativas, dirigidas a empresarios y trabajadores, sobre los requisitos para obtener el certificado de profesionalidad, tanto de los itinerarios formativos como de la convalidación de la experiencia.

La formación contin­­­­ua genera empresas innovadoras y competitivas

Financiación de la formación

En cuanto a la financiación que las empresas del sector de atención a la dependencia destinan a formación, Juan Carlos Carrasco explica que no hay un modelo genérico: "Apostamos porque aprovechen al máximo el crédito formativo que toda empresa tiene. También hay compañías que estan por completar la formación de manera privada, pidiendo cursos a medida adaptados a las necesidades técnicas de su personal".

En este sentido, Sergio Chaves afirma que las empresas, a pesar de contar con el crédito formativo, "como la demanda es mucho mayor, quedan sin cubrir gran parte de las necesidades. Por ello, es necesario que la Administración dote de recursos económicos que permita a los trabajadores obtener la formación que les pueda faltar para poder certificarse".

Por su parte, Susana Vaquero asegura que, actualmente, las empresas del sector de atención a la dependencia tienen un mayor conocimiento sobre las diferentes iniciativas subvencionadas de formación: Bonificada, aquella que realizan las empresas para sus trabajadores con cargo a los importes abonados a la seguridad social, mensualmente, en concepto de formación; Continua, que se imparte a los trabajadores ocupados, gestionada por las organizaciones empresariales y sindicales; y Ocupacional, dirigida a los trabajadores desocupados. "Como estas modalidades son complementarias entre sí, cada vez es mayor el número de empresas que gestiona su crédito anual de formación (bonificada). Además, los trabajadores participan en cursos, que solicitan a través de su asociación regional y, por último, también se benefician de la formación con compromiso de contratación, fundamentalmente cuando la empresa tiene previsto abrir nuevos centros de trabajo", completa Vaquero.

La formación, por tanto, se hace cada vez más necesaria. Sobre todo porque, como asegura Juan Carlos Carrasco, "la situación actual de paro hace que la atención a la dependencia se presente como una salida laboral estable. Además, históricamente, siempre hemos sido un sector que ha acogido perfiles técnicos muy diversos. Por eso, es importante ofrecer una formación de calidad, específica y enfocada a solucionar las necesidades reales de cada prestador de servicios". Los responsables de Doop y FTF también han detectado un aumento significativo de profesionales de otros sectores, desempleados e interesados en recibir formación en atención a la dependencia como vía de acceso al sector.

                                                        DERCARGAR LOS CASOS PRÁCTICOS
                                                                              Casos prácticos



Miércoles, 2 de Marzo 2011

Nota




1.Publicado por curso creacion empresas el 02/03/2011 14:02
Las necesidades empresariales y los continuos avances tecnológicos hacen que estudiar sea una tarea de por vida. Los emprendedores deben ampliar y actualizar los conocimientos de manera constante para poder ser competitivos. Además, la adecuada capacitación ayuda a prevenir errores comunes que terminarían retrasando de sobremanera el logro de los objetivos propuestos con anterioridad.

Nuevo comentario:
Facebook Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.



                                                                                   Aviso legal |  Política de privacidad  |  Quiénes somos  |  Contacto